El salvaescaleras me ha cambiado la vida

28/04/2015

La presente es para felicitar al equipo de Válida sin barreras, por su cumplimiento de contrato, su buena profesionalidad, tanto en el campo comercial, como en el montaje. Esperamos poder disfrutar tiempo de sus productos.

Me llamo Leonardo y vivo en Barcelona. Tengo una casa de dos plantas y cada vez más me costaba poder subir y bajar las escaleras. Antes de renunciar a poder moverme por mi casa, decidí buscar alguna ayuda que me permitiese mover. Finalmente, tras mucho buscar y pedir presupuesto, opté por una silla salvaescaleras. Me dijeron que la máquina no necesitaba mantenimiento obligatorio pero que se recomendada hacerlo para una mayor seguridad.

Después de decidirme por una silla modelo UNUM, escogí uno de los planes que ofrece Válida sin barreras como mantenimiento preventivo. Es una tarifa plana con un importe fijo mensual. La verdad es que me ha ido muy bien ya que, tras sufrir algún percance con la máquina, este plan me ha evitado algún que otro susto en la factura.

Tras mi experiencia con Válida sin barreras, me gustaría recomendar su servicio a todas las personas que tienen una silla salvaescaleras. Sus técnicos siempre han estado ahí cuando los he necesitado y se han dado prisa en buscar una solución. Profesionalidad y buen servicio son dos de las cosas que más me gustan y con Válida puedes estar seguro que lo tendrás.

Por otra parte, la silla UNUM me ha cambiado la vida. Puedo disfrutar de una mayor libertad en mi casa, sin renunciar a ningún espacio. Pese tratarse de una inversión cara, me ha aportado mucho y la volvería a comprar sin dudarlo. Por ello, me gustaría animarte, si estás buscando una solución para subir y bajar escaleras, a que escogieses este tipo de máquinas.