Confianza y fiabilidad

03/01/2017

Opté por una silla UNUM hace tres años y nunca me ha fallado.

José –Madrid

Hace ya tres años que instalamos la silla salvaescaleras en casa de mis padres. Teníamos muchas dudas, sobre todo si la utilizarían o se quedaría siempre parada. Finalmente yo y mis hermanas nos decidimos por un modelo UNUM de Válida sin barreras ya que tiene una silla muy chula y nos gustaba la idea de una guía monorail. Desde entonces, mis padres la utilizan siempre. De hecho, ya nadie quiere bajar por las escaleras a pie. Es fácil y cómoda de usar y eso se agradecer mucho en el día a día, sobre todo en las personas mayores.  

A nivel técnico nos ha sorprendido bastante. Nosotros la cuidamos mucho, seguimos las recomendaciones que nos siguió el técnico y nunca hemos tenido avería. Es importante saber colocar bien la silla al final del trayecto ya que sino no puede recargarse las baterías. Desde el primer día este modelo nos inspiraba confianza y fiabilidad y no nos ha fallado.

Por ello, queremos recomendar esta silla salvaescaleras a todas las personas que buscan una solución para ellos o para sus padres. En nuestro caso, estamos muy contentos y volveríamos a comprarla.